Cuando Independiente se negó a jugar en Bogotá y le dieron los puntos - RADIO EMISORA MILLONARIOS

Adsense

Cuando Independiente se negó a jugar en Bogotá y le dieron los puntos


Argentinos y colombianos luchaban por un puesto en instancias finales de la Copa Libertadores. Era un mano a mano interesante pero el ganador del grupo no se pudo definir en el campo de juego sino en el “escritorio”. Para los hinchas capitalinos quedó la incertidumbre de saber qué hubiera pasado en El Campín.

Millonarios llegó al torneo continental de 1964 luego de ser campeón del fútbol colombiano el año anterior. Era la quinta edición de la Libertadores y en aquel momento solo participaban 11 clubes. A los Embajadores les correspondió el Grupo 2 junto a Independiente de Avellaneda y Alianza Lima de Perú.

Como curiosidad, el Estadio Nacional de Lima estaba inhabilitado y el club peruano debió jugar sus 4 partidos de “visitante”. En Bogotá, Millonarios le ganó los dos encuentros a Alianza Lima, pero en Argentina el rojo no pudo hacer lo mismo, ganó uno y empató otro. Independiente tomó ventaja en el grupo al golear 5 - 1 a Millonarios.


Con solo una fecha por disputar el grupo lo lideraba Independiente con 5 puntos y lo seguía Millonarios con 4 unidades. Hay que recordar que en aquella época solo se daban 2 puntos por victoria y uno por empate. João Avelino dirigía al conjunto capitalino y contaba con jugadores importantes como: Efraín ‘Caimán’ Sánchez, Jaime ‘Charol’ González, Carlos Bolla, Oscar Jamardo, Romeiro, Genaro ‘Sapo’ Benítez, Marino Klinger, Silvio Parodi, Delio ‘Maravilla’ Gamboa, entre otros.

En aquel momento se vivía una disputa interna entre la dirigencia del fútbol en Colombia. La Adefútbol era la que representaba al país ante la FIFA y se hacía cargo de las selecciones mientras que la Dimayor manejaba el fútbol profesional. El 19 de junio se creó la Fedebol, un ente que buscaba hacerle frente a la Adefútbol y contaba con el apoyo de varias ligas regionales más la Dimayor. Todo porque algunos no estaban de acuerdo con la gestión y existía una lucha de poderes.

Esta disputa interna se daba en medio de la Copa Libertadores. Millonarios recibía a Independiente el 8 de julio en Bogotá y le bastaba un triunfo para clasificar a la semifinal. Hábilmente, el club argentino aprovechó la coyuntura del fútbol colombiano, y sus influencias en la Conmebol, para no viajar. La organización decidió dar el partido como empatado e Independiente no solo clasificó sino que terminó ganado su primera Copa Libertadores.


La disputa de directivos se prolongo por un par de años más. En 1965 y 1966 los clubes colombianos no pudieron participar en la Copa Libertadores. La FIFA debió intervenir en 1966 y le dio el reconocimiento a la Fedebol. Hasta 1971 se pudo arreglar todo definitivamente y nació la Federación Colombiana de Fútbol. 

www.elcincocero.com

Con la tecnología de Blogger.