Adsense

Macalister y Faríñez, los que se salvan a Millonarios.

El equipo de Russo se complicó con la derrota 1-0 en Ibagué y el margen de error es mínimo. Mal rendimiento de la mayoría de jugadores.

Wuílker Faríñez: Tres atajadas importantes, dos a Angelo Rodríguez y una a su compatriota Orozco. En el gol se queda en la salida del centro. Nada pudo hacer para evitar el 1-0.
Jair Palacios: Empezó bien el partido, era la salida de Millonarios por su costado. Recibió dos tarjetas amarillas y dejó con 10 a su equipo. Tuvo algunos problemas en la marca.
Matías de los Santos: Partido regular para el uruguayo. No anticipó nunca, le ganaron su zona y no pudo para a Orozco, Rodríguez y Villa.
Andrés Cadavid: Sigue sin mostrar el gran nivel del año pasado, problemas con los delanteros del Tolima, siempre le atacaron su zona y sufrió. Recibió una amarilla, algo habitual en su fútbol; venía de cumplir una fecha por expulsión.
Felipe Banguero: Muchos problemas en marca por la izquierda. Fue importante en la salida pero no encontró conexiones con Quiñones.
Jhon Duque: Su primer tiempo es para olvidar, siempre le llegaron en el dos contra uno. Recibió tarjeta amarilla muy temprano y quedó condicionado el resto de partido; no jugará la próxima fecha por tener 5 amarillas. Terminó como lateral derecho tras la expulsión de Palacios.
Juan G. Domínguez: Poco despliegue, no le sobró nada, poco se vio en la mitad de la cancha. Parece bajo de forma y sin encontrar el mejor nivel tras su operación.
Macalister Silva: Uno de los más aceptables en Millonarios. Tuvo movilidad y despliegue; pidió siempre la pelota y probó de media distancia.
Christian Huérfano: Desconcentrado desde el minuto inicial. Descuidos en las proyecciones del lateral de Tolima, nunca respaldo a su compañero por ese costado. Partido regular del bogotano. Salió a los 63 minutos por Juan Camilo Salazar.
Ayron del Valle: Perdido los 83 minutos que jugó. No tuvo una sola opción de riesgo en el arco de Montero. Lo relevó Roberto Ovelar.
Eliser Quiñones: Otro partido más sin trascender. Nunca atacó y mucho menos ayudó en defensa. No probó de media distancia, algo que hace con frecuencia.
Juan Camilo Salazar: Ingresó por Huérfano, se le vio velocidad en los pocos minutos que jugó. Intentó centrar pero sus lanzamientos nunca fueron buenos.
Roberto Ovelar: Muy poco en 7 minutos en el campo. Luchó algunos balones con los centrales rivales.

Con la tecnología de Blogger.